FÉLIX SALGADO MACEDONIO. LA CARA DE LA IMPUNIDAD

El 15 de febrero Félix Salgado Macedonio, senador con licencia, se registró como candidato a la gubernatura del estado de Guerrero ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), entre un clima de incertidumbre política, reproches de colectivos de mujeres, y denuncias acoso sexual y de violación interpuestas por las víctimas entre 1998 y 2016.

La carrera política del ahora candidato a gobernador comenzó en 1987 en las filas del PRI, PARM, PSD y PMS, tiempo después formó parte del Frente Democrático Nacional, antecesor del PRD del cual fue miembro fundador. Fue electo diputado federal en 1987 y en el año 2000, y alcalde de Acapulco del 2005 al 2008, hasta que renunció al partido en 2014. Finalmente, en 2017 en una encuesta realizada en el estado por Morena, resulta ganador para la Senaduría en formula con Nestora Salgado, los cuales fueron electos en 2018. Es la tercera vez que busca la gubernatura del estado las primeras fueron el 1992 y 1998.

Por lo que hace a su vida personal, esta ha estado llena de escándalos y denuncias sin resolver, la primera de ellas en 1998, una menor de edad -17 años-, oriunda del municipio de Tecpán de Galeana, lo acusa de haber abusado sexualmente de ella en su casa de Acapulco, con miedo a denunciar se presenta dos años después en el Ministerio Público de su localidad, le sugieren no hacerlo al tratarse de “una persona poderosa”, solo le bridan atención psicológica. 

Es entonces hasta el año 2020, que un agente del Ministerio Público inicia una carpeta de investigación contra el senador con licencia, mediante la declaración de la víctima con identidad protegida, en la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), adscrita a la Fiscalía General de la República (FGR). Aunque algunas autoridades manifestaron que el delito había prescrito, sin claridad hasta el momento. 

El foco rojo en este momento es una denuncia que se encuentra abierta la cual data del 2016, cuando una mujer que trabajo en el periódico La Jornada de Guerrero lo acusó de haber abusado sexualmente de ella en tres ocasiones durante el tiempo que fue su jefe directo, además de haberla despedido injustificadamente, hechos que fueron denunciados penalmente, presentando diversas pruebas, y radican en una carpeta abierta por la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Familiar del distrito judicial de Tabares, Guerrero. A dicha denuncia la han tratado de minimizar y amedrentar a la víctima, y le dieron carpetazo en 2018 en el estado, afortunadamente finalmente logro reabrirse.

Se siente mucha rabia e impotencia hacia las víctimas de este candidato impresentable, pues a estas dos denuncias de abuso sexual se le suman otras 3 por acoso sexual, siendo la más conocida la difundida por Marxitania Ortega, la escritora relato que se encontró con Félix Salgado en no más de cuatro ocasiones, en una de ellas en Acapulco en la presentación de su novela, bajo el estado de ebriedad se acercó a ella de manera lasciva, por decir lo menos.

En un gesto de “justicia” para las 2 víctimas de abuso sexual, y sin un procedimiento totalmente transparente, el 17 de febrero la Comisión de Honestidad y Justicia, cito a comparecer al acusado sin la presencia de las denunciantes a las que supuestamente se les comunicó que podían estar presentes, si la resolución les favorece se le podría quitar la candidatura a la gubernatura de Guerrero a Félix Salgado Macedonio, pero en ese caso el afectado podría acudir al Tribunal Electoral, que tendría la última palabra sobre el tema.

No hay un solo indicio de certidumbre hacia las víctimas en las 5 acusaciones contra Félix Salgado Macedonio, lo que sí es contundente es la protesta y la indignación de escritoras, activistas, senadoras, diputadas, artistas y la comunidad de mujeres en general, quienes apoyamos a las víctimas y tenemos un dejo de esperanza en las autoridades comenzando por la FGR para que esclarezcan estos delitos y se le dé cauce legal, y seguido por el INE que por tener un procedimiento abierto por violencia de género no le permita participar en la contienda, en tanto se esclarezca su situación jurídica

El tiempo juega en contra, y se va a marcar un precedente en nuestro país se hace justicia y no se le permite un hombre acusado por violencia y abuso ser candidato en aras de ser representante popular, o se queda en letra muerta lo establecido por las autoridades en materia electoral y este candidato muestra la cara de la impunidad y el desprecio hacia los derechos de las mujeres en nuestro país. 

Rocío Flores Rodríguez, es abogada, Maestra en Gobierno y Políticas Públicas, Asesora electoral, y asesora política en Saxum Media, @ChioFloresMx

Share Post
Written by
No comments

LEAVE A COMMENT