TOQUE DE QUEDA PARA LAS MUJERES, ¿SOLUCIÓN A LOS FEMINICIDIOS?

Por Evelyn Barrera

El pasado lunes 21 de enero circuló por las redes una noticia de la diputada local de Morena en Veracruz, Ana Miriam Ferráez Centeno, quien, en una entrevista, propuso un toque de queda para prevenir los feminicidios y cuidar a las mujeres.

‘‘Las mujeres tenemos que estar todas protegidas; cuidarnos, tomar más medidas, ser más conscientes de que estamos en riesgo y que salir a la calle es delicado. Un toque de queda para que las mujeres no salgan después de las 10.’’

   ‘‘Yo nada más propongo… como mujeres, ¿por qué no dejar de salir nocturnamente, que es cuando más aparecen personas que las violentan […] por qué exponernos?’’

Es un hecho que al salir a la calle, sobre todo a solas, las mujeres lo hacemos con miedo; sea de día o de noche. No nos queda de otra. Vivimos en un país en donde, según el informe de ONU Mujeres en 2018, seis de cada diez mujeres han sido víctimas de violencia de género y nueve mujeres al día son asesinadas. Tan sólo en el estado de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, titular de la Fiscalía General del Estado, informó que se han registrado 19 feminicidios en lo que va del 2019.

 Por todo esto, me resulta verdaderamente indignante y alarmante que una diputada, que además funge también como secretaria de la Comisión para la Igualdad de Género del Congreso de Veracruz, no se percate de la complejidad y gravedad de este problema y que, al parecer, tampoco esté enterada que más de la mitad de las mujeres víctimas de feminicidios son asesinadas por sus parejas o parientes cercanos dentro del espacio privado, es decir, sus propios hogares.

Entonces no. Un toque de queda no es la solución para erradicar un problema estructural y cultural como lo es la violencia de género. A las mujeres nos están matando. Y no, no es por salir después de las 10 de la noche, no es por salir de fiesta y emborracharnos, no es por la ropa que nos ponemos o por cómo actuamos.

Las mujeres tenemos derecho a salir a las calles y sentirnos seguras sin que esto signifique poner en riesgo nuestras vidas.

Es momento de exigir y luchar por que las funcionarias y funcionarios públicos nos garanticen este derecho. Que comiencen a legislar con perspectiva de género, que creen políticas públicas y que se tomen medidas serias y premeditadas para prevenir y erradicar el problema de raíz, sin que éstas responsabilicen a las mujeres por los crímenes perpetrados contra ellas.

Es momento de dejar de enseñar a las mujeres cómo cuidarse y empezar a enseñar a los hombres a no violar y no asesinar.

En respuesta a la propuesta de la diputada, decenas de mujeres se han organizado en varios estados, a través del movimiento #LaCalleEsNuestraYLaNocheTambién. Considero que, como mujeres, no debemos dejar de indignarnos ante este tipo de situaciones que van en retroceso con lo que se ha buscado por años para que podamos ser libres, vivir sin miedo, y gozar la vida sin que nuestra condición sexual nos lo impida.

Post Tags
Share Post
Latest comment
  • Excelente artículo tan lleno de verdad, gracias por levantar la voz a nombre de todas!!!

LEAVE A COMMENT